Su poder en el Espiritu Santo

$12.99 $11.69

Ahorras: 10%

In stock

En existencia y disponible ahora

Envío gratis en todas las órdenes

Pedidos seguros en línea

SKU: 9781603742757 Categories: ,

Descripción

Secretos del poder de Dios
John G. Lake fue ungido por Dios para alcanzar a los enfermos y a los perdidos de maneras milagrosas. Se registraron más de 100.000 sanidades en cinco años por medio de su ministerio. También usted puede experimentar personalmente el derramamiento del poder del Espíritu Santo mediante su vida y…

  • Desarrollar una fe para hacer milagros
  • Ser un testigo más poderoso
  • Vivir por encima de las circunstancias de su vida
  • Tener un nuevo gozo y propósito
  • Manifestar los dones del Espíritu
  • Ejercer autoridad sobre los espíritus malignos
  • Confiar en que Dios suplirá todas sus necesidades

Si el deseo de su corazón es ver suceder grandes cosas en su vida, Dios obrará poderosamente en usted mediante el poder de su Espíritu a fin de que pueda experimentar personalmente el poder de Él que hace milagros.

Secrets of God’s Power
John G. Lake was anointed by God with power to reach the sick and lost in miraculous ways.  Over 100,000 healings were recorded in five years through his ministry in Spokane, Washington.  You, too, can personally experience the outpouring of Holy Spirit power through your life and…

  • Develop a faith for miracles
  • Be a more powerful witness
  • Live above the circumstances of your life
  • Have new joy and purpose
  • Manifest the gifts of the Spirit
  • Exercise authority over evil spirits
  • Trust God to meet all your needs

 If your heart’s desire is to see great things happen in your life, God will work mightily in you by the power of His Spirit so that you can personally experience His miracle-working power.

Acerca de ,

John Graham Lake (1870–1935) nació en Ontario, Canadá. Cuando era aún un niño, sus padres se trasladaron a Estados Unidos. A la edad de veintiún años se hizo ministro metodista; sin embargo, escogió comenzar un periódico en lugar de aceptar un ministerio en la iglesia. Cuando su esposa sufrió una grave enfermedad prolongada, fue milagrosamente liberada bajo el ministerio de John Alexander Dowie en abril de 1898. Esa experiencia alteró para siempre la ...Lee mas

John Graham Lake (1870–1935) nació en Ontario, Canadá. Cuando era aún un niño, sus padres se trasladaron a Estados Unidos. A la edad de veintiún años se hizo ministro metodista; sin embargo, escogió comenzar un periódico en lugar de aceptar un ministerio en la iglesia. Cuando su esposa sufrió una grave enfermedad prolongada, fue milagrosamente liberada bajo el ministerio de John Alexander Dowie en abril de 1898. Esa experiencia alteró para siempre la dirección de la vida y el ministerio de Lake. Lake probablemente sea mejor recordado por su obra misionera en Sudáfrica, pero su ministerio en Estados Unidos fue también poderoso. Se registraron cien mil sanidades en cinco años en Healing Rooms en Spokane, Washington. El Dr. Ruthledge de Washington, D.C., denominó Spokane “la ciudad más sana del mundo” como resultado.John Graham Lake (1870–1935) was born in Ontario, Canada. While he was still a child, his parents moved to the United States. At the age of twenty-one, he became a Methodist minister; however, he chose to start a newspaper in Harvey, Illinois, instead of accepting a church ministry. In the meantime, his wife Jennie had suffered with a prolonged, progressively debilitating illness, but she was miraculously delivered under the ministry of John Alexander Dowie in April 1898. This experience forever altered the direction of Lake’s life and ministry. Lake is probably best remembered for his missionary work in South Africa, but his ministry in the United States was also powerful. One hundred thousand healings were recorded in five years at the Lake Healing Rooms in Spokane, Washington. Dr. Ruthledge of Washington, D.C., called Spokane “the healthiest city in the world” as a result.

Leer menos

Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Sea el primero en comentar “Su poder en el Espiritu Santo”