El pacto de sangre

$6.99 $6.29

Ahorras: 10%

In stock

En existencia y disponible ahora

Envío gratis en todas las órdenes

Pedidos seguros en línea

SKU: 9781603744980 Categories: ,

Descripción

La Biblia está compuesta de dos pactos, contratos o acuerdos. El primer pacto fue entre Dios y Abraham, y fue sellado por la circuncisión. El segundo pacto, el Nuevo Pacto, está sellado con la sangre de Jesucristo, el Hijo de Dios. Es vital que cada cristiano entienda plenamente lo que significa este pacto de sangre, y cómo afecta a su caminar de fe.
El legendario maestro de la Biblia, E. W. Kenyon, describe este pacto y su relación con la Santa Cena. A medida que entienda su importancia, su corazón se emocionará cuando se aferre a las sorprendentes bendiciones de Dios, como…

  •  Sanar a los enfermos
  • Vencer el pecado y la tentación
  • Experimentar el profundo gozo de una mayor comunión con Dios
  • Guiar eficazmente a los perdidos a la salvación
  • Recibir poderosas respuestas a la oración
  • Desarrollar una fe que obra milagros

El pacto de sangre lleva todo el poder, la victoria y los milagros de Dios a la vida diaria del creyente.

The Bible is composed of two covenants, contracts, or agreements. The first covenant was between God and Abraham, and was sealed by circumcision. The second covenant—the new covenant—is sealed with the blood of Jesus Christ, God’s own Son. It is vital for every Christian to understand fully what this blood covenant means and how it affects your walk of faith.
Legendary Bible teacher E. W. Kenyon describes this covenant and its connection to the Lord’s Supper. As you understand its significance, your heart will thrill as you lay hold of God’s amazing blessings, such as… 

  • Healing the sick
  • Overcoming sin and temptation
  • Experiencing the deep joy of greater fellowship with God
  • Effectively leading the lost to salvation
  • Receiving powerful answers to prayer
  • Developing a miracle-working faith

 The Blood Covenant brings all the power, victory, and miracles of God into the everyday life of the believer.

 

Acerca de ,

El Dr. E. W. Kenyon (1867–1948) nació en Saratoga County, Nueva York. A los diecinueve años de edad predicó su primer sermón. Pastoreó varias iglesias en Nueva Inglaterra y fundó el Instituto Bíblico Bethel en Spencer, Massachusetts. (La escuela más adelante se convirtió en el Instituto Bíblico Providence cuando fue reubicada en Providence, Rhode Island). Kenyon sirvió como evangelista por más de veinte años. En 1931 se convirtió en un pionero de la ...Lee mas
El Dr. E. W. Kenyon (1867–1948) nació en Saratoga County, Nueva York. A los diecinueve años de edad predicó su primer sermón. Pastoreó varias iglesias en Nueva Inglaterra y fundó el Instituto Bíblico Bethel en Spencer, Massachusetts. (La escuela más adelante se convirtió en el Instituto Bíblico Providence cuando fue reubicada en Providence, Rhode Island). Kenyon sirvió como evangelista por más de veinte años. En 1931 se convirtió en un pionero de la radio cristiana en la costa del Pacífico con su programa Kenyon’s Church of the Air, donde se ganó el apodo de “El edificador de la fe”. También comenzó la iglesia New Covenant Baptist Church en Seattle, Washington. Además de sus ministerios pastoral y en la radio, Kenyon escribió prolíficamente.Dr. E. W. Kenyon (1867–1948) was born in Saratoga County, New York. At age nineteen, he preached his first sermon. He pastored several churches in New England and founded the Bethel Bible Institute in Spencer, Massachusetts. (The school later became the Providence Bible Institute when it was relocated to Providence, Rhode Island.) Kenyon served as an evangelist for over twenty years. In 1931, he became a pioneer in Christian radio on the Pacific Coast with his show Kenyon’s Church of the Air, where he earned the moniker “The Faith Builder.” He also began the New Covenant Baptist Church in Seattle. In addition to his pastoral and radio ministries, Kenyon wrote extensively.Leer menos

Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Sea el primero en comentar “El pacto de sangre”